MADRES FROM HELL

Posteado por: Diario Macabro
10/05/2018

Por: Demonia Macabra

*Spoiler Alert*

En este día en que celebramos a nuestra madre, Demonia Macabra se dio a la tarea de hacer una lista de las madres más macabras en el cine de terror, las cuales han dejado huella en nosotros por su nivel de mala leche, venganza, sobre protección, sentido del humor y por supuesto sangriento amor por sus hijos. 

Madre del creador: Rosemay de Rosemary’s baby (Roman Polanski, 1968).

Una auténtica madre neurótica que pasa toda la película protegiendo a su hijo nonato de sus vecinos freaky y de su extraño marido, quien no tuvo problema en que su esposa fuera la madre del mismísimo hijo del diablo a cambio de fama y fortuna. Aquí sí aplica  el célebre dicho: “Hijo de mi hija, mi nieto será; hijo de mi hijo, el demonio sabrá.” El tema original  de la película, compuesto por Krystoff Komeda e interpretado por la mismísima Mia Farrow, es ideal para arrullar a sus pequeños macabritos.

Madre vengativa: Pamela Voorhees en Viernes 13 (Sean S. Cunningham, 1980)

¿Qué otra cosa puede hacer una madre sino vengar la muerte de su hijo, acabando con sus hormonales“amigos”en el mejor de los escenarios y creando uno de los personajes más icónicos y célebres del cine de terror? Todos queremos esa máscara.

Madre amorosa: Madre de Norman Bates en Psycho (Alfred Hitchcock, 1960)

“Un hombre no tiene mejor amigo que su madre”. ¿Tengo que agregar algo más? Bueno, que no cuenten el final.

Madre protectora: Madre en Mother’s Day (Charles Kaufman, 1980)

Una de las madres más odiosas y bizarras del cine, progenitora de unos lindos hijos violadores, torturadores y asesinos. No conforme con darle al mundo semejantes fichas, pudo demostrar que con disciplina y rigidez se podía ser aún más infame que las bendiciones que la acompañan. Ideal para festejar este día.

Madre religiosa: Margaret White en Carrie  (Brian de Palma, 1976)

Las niñas buenas no deben salir de casa, corren muchos peligros y están a merced de cometer pecados carnales, así como de sus gandalla compañeros de escuela. Doña Margaret lo sabe perfectamente y por eso protege a la inocente y reprimida niña telequinética Carrie, hasta la muerte.

Madre del más allá: Mama  (Andy Muschietti, 2013)

Mama es una de las mejores madres que existen aquí y en cualquier otro lugar. Protege a sus hijas pequeñas y juega con ellas. Tiene un poco de mal carácter pero qué madre no se pondría así si alguien quisiera separarla de sus hijas.

Madre superestrella: Joan Crawford en Mommie Dearest (Frank Perry, 1981)

Si eres hija de una de las más grandes superestrellas de Hollywood, no esperes que tenga tu atención y mucho menos si eres adoptado. Mommie Dearest no es precisamente una película de terror, pero Joan Crawford en su papel de madre, sí que lo fue.

Madre asesina: Beverly Sutphin en Serial Mom (John Waters, 1994)

Mi favorita. La secuencia en la que Beverly regresa a casa después de cometer gorioso asesinato cantando en su camioneta de soccer mom, la edulcorosa canción de Barry Manilow, Daybreak, es no de los momentos cumbre de una de las cintas más irreverentes y ácidas sobre la clase media norteamericana. Una de las madres con mejor sentido del humor posible.

Madre sangrienta: La femme en À l’intérieur  (Alexandre Bustillo, Julien Maury, 2007)

Por extraño que parezca, esta película tiene moraleja:  hay que poner mucha atención cuando vas conduciendo un auto. Un accidente fatal que interrumpe un embarazo puede convertir tu vida en una pesadilla muy sangrienta, en la cual la sed de venganza de una mujer deseosa de ser madre, puede llevar a consecuencias fatales con tal de lograr su sueño.

 

Madre de otro mundo: Alien en Alien III (David Fincher, 1992)

Alien es la madre que todos quisiéramos tener. Vive en el espacio, da a luz a nuevas crías en huevos que bien podrían estar dentro de nuestro cuerpo. Es silenciosa pero cuando va tras de su presa no durará en usar sus dos bocas repletas de dientes. Además es estilizada y brillante.

Madre lagrimosa: La llorona en La llorona (René Cardona, 1960)

Finalmente, la madre no solo de sus hijos sino de todos los mexicanos, que llora y se lamenta por los rincones de las ciudades, los pueblos y los sembradíos. La clásica leyenda en una película de época con María Elena Marqués en el papel de La llorona.

 

 

Comparte

| |

Instituciones

Instituciones

Patrocinadores

Colaboradores

Establecimientos

Amigos